En España no se ha detectado ningún caso de huevo contaminado, todavía.

Las autoridades sanitarias españolas aseguran que los huevos comercializados aquí no constituyen ningún peligro.

Millones de huevos han sido y serán retirados de las estanterías de supermercados de algunos países europeos por el riesgo de contaminación con pesticida.

La alarma comenzó en Bélgica, donde se han detectado elevados índices de “fipronil”, un insecticida que se usa como antiparasitario y que puede ser absorbido por las plumas y piel de los animales tratados.

El escándalo ha saltado porque las autoridades belgas no avisaron a tiempo al resto de países europeos sobre esta contaminación… y porque han tardado casi dos meses en admitir que la toxicidad del pesticida supone un riesgo para la salud de los consumidores.

Al parecer, los primeros casos de huevos contaminados fueron detectados a primeros de junio. Y se sospecha que el pesticida se venía usando desde enero.

Pero las autoridades sanitarias belgas se han tomado su tiempo en investigar, comprobar si los niveles de fipronil hallados en huevos eran perjudiciales para la salud y finalmente advertir a la Unión Europea el 20 de julio. Casi dos meses después.

Al principio aseguraban que los niveles de toxicidad no eran tan altos como para suponer un riesgo para la salud de los consumidores.

Con el paso de las semanas, los análisis han revelado que los índices de pesticida hallados en los huevos están muy por encima de lo permitido por normativa europea.

La intoxicación por fipronil en personas provoca dolores de cabeza, náuseas, problemas estomacales y a largo plazo afecta a los riñones, hígado y tiroides.

Crisis alimentaria en varios países europeos

No es la primera vez que Bélgica entra en pánico y oculta información cuando detecta una contaminación en su cadena alimentaria. En 1999 fueron halladas dioxinas tóxicas cancerígenas en piensos contaminados que habían afectado a su mercado de carne y lácteos.

La alerta sanitaria se ha ampliado ya a otros países como Suecia, Dinamarca, Francia, Inglaterra, Suiza e Italia, aunque la crisis afecta sobre todo a la región del Benelux y Alemania.

Varias granjas avícolas han sido clausuradas, millones de huevos retirados del mercado y se ha desaconsejado su consumo en niños de los países afectados. Ahora se investiga si la carne de pollo también ha sido contaminada.

En España no se ha detectado ningún caso de huevo contaminado, todavía. Las autoridades sanitarias españolas aseguran que los huevos comercializados aquí no constituyen ningún peligro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

De acuerdo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.